Que dulce es el amor

Ollin Q. Sánchez Cruz

El investigador Armando Aguirre Jaimes y sus alumnas Italia Amissadaid y Juana Yetlanezi llevan a cabo el proyecto de  “el amor entre las plantas y sus visitantes florales”.

En el segundo día tuve la oportunidad de acompañarlos durante algunas horas para ver lo que hacian. Al empezar la mañana cuando los polinizadores aun no van en busca de néctar, embolsaron diferentes flores para medir la cantidad de néctar sin que los polinizadores lo consumieran antes.

Tras dejar reposar la flor durante unos 45 minutos extrajeron el néctar de las flores embolsadas con un tubo llamado “tubo capilar” y con el que midieron cuanto néctar era; despues de medir la cantidad de néctar lo colocaron en un refractometro (un aparato que se ocupa para medir la cantidad de azúcar que tiene el néctar) miraron contra luz y lograron identificar que promedio de azúcar tenia y gracias a eso pudieron darse cuenta que polinizadores asistian a esa flor ya que los néctares con mas azucar son los que consumen polinizadores que necesitan más energía.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s